Quiénes somos

SURCO es una organización sin fines de lucro que participa en procesos comunitarios, colectivos y académicos en los campos de la educación, comunicación e investigación.

SURCO es una organización sin fines de lucro que participa en procesos comunitarios, colectivos y académicos en los campos de la educación, comunicación e investigación. 

La integración de educación formal y activismo nos permite ofrecer oportunidades dinámicas y diversas para los participantes en nuestros programas, facilitando conexiones al contexto internacional y colaboraciones con proyectos locales. SURCO A C se ubica en Oaxaca, nuestro trabajo se centra en la realidad de nuestro entorno de diversidad ecológica y humana, atravesado por injusticias ancestrales hipermodernas. Desde este entorno de comunidades, culturas  e idiomas diferentes en constante interacción vemos desafíos para nosotros, con otros y, en otros lados:

El primer desafío existencial consiste en la crisis climática. Ya podemos sentir los primeros impactos con la falta de agua, con nuevas enfermedades, con un clima cada vez menos predecible. Esta crisis se monta en décadas de abuso del medio ambiente, de los varios extractivismos que convierten al mundo no humano en recursos y de allí en desechos, para satisfacer su afán de acumulación. También vemos que desde acá no podemos atender las causas de la crisis climática, tenemos que entrelazarnos con otros en esta lucha, y ver las formas para adaptarnos a los cambios que vienen, lo que significa crear sistemas de monitoreo, investigación y adaptación, mientras se atiendan las causas sistémicas.


Al mismo tiempo vivimos en un mundo con fuertes cambios tecnológicos, que nos permiten acercarnos y colaborar con gente en muchos lados, al mismo tiempo que pueden sustituir la mano de obra humana en muchas áreas. En otras condiciones , tener menos carga de trabajo podría ser una bendición, pero en las condiciones actuales, donde el empleo es casi la única forma legítima de acceder a una parte de la plusvalía colectiva, esta tendencia amenaza con crear más precariedad, y de aumentar las injusticias, las violencias económicas heredadas de épocas anteriores. Para nosotros, eso significa pensar el mundo en términos de pos-empleo, y pensar en opciones de vida digna, en lugar de entrenar a jóvenes para un mercado laboral que se reduce cada vez más. Estas opciones de vida digna que desde luego se pueden apropiar de las tecnologías, pueden ser la base de la construcción de un mundo diferente.

Dentro de estos cambios estamos viviendo reconfiguraciones de identidades y roles de género. Es obvio el desvanecimiento de un orden social basado en los binarios hombre – mujer con sus rígidas expectativas y prohibiciones. A pesar de las resistencias desde varios ámbitos, estos cambios han proliferado en las ciudades como en las comunidades más tradicionales, y van de la mano con la proliferación de identidades nuevas, a veces disfrazadas de tradición. Apoyamos y fomentamos el  potencial liberador de estos procesos. 

Y estamos ante un resurgimiento de Lo comunitario. Más allá de los discursos y de la apropiación de esta palabra por las instituciones, creemos en la tarea de hacer comunidad como una forma poderosa de mejorar nuestro entorno y nuestro mundo. Estos pueden ser procesos comunitarios en las comunidades indígenas de donde varixs de nosotrxs provenimos,  y también la construcción de comunidades efímeras en el ciberespacio. Como muchxs otrxs, creemos en la importancia de tejer redes y poner algo en común, que pueden ser proyectos, tierras, cosechas, datos, etc. lo importante es resistir el impulso de privar a los demás, es decir, privatizar. Hay que hacer comunidad para superar los procesos de acumulacion, división, destrucción y violencia que todxs padecemos. 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede usar estas etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>